Implante dental

¿Qué es?

Si has perdido una o más piezas dentales, el implante dental es la mejor opción para recuperar la función dental y estética. Los implantes son tornillos metálicos, generalmente de titanio, que se ubican de manera quirúrgica dentro del hueso maxilar o la mandíbula. Este tratamiento se realiza en dos fases: la quirúrgica y la prostésica. La fase quirúrgica consiste en la colocación del implante y su integración al hueso (proceso de 4 a 6 meses). Posteriormente, la fase prostésica corresponde a la colocación de la corona que simula el diente.

 

¿Cuáles son los beneficios?

  • Es la mejor opción a largo plazo
  • Devuelve por completo la función dental y estética
  • Reduce el daño a los dientes laterales sanos
  • Sirve para reemplazar una o varias piezas mediante el uso de un puente dental
  • Evita la pérdida de hueso maxilar

 

¿Sabías que…?

La era de los implantes dentales comenzó en 1982. Sin embarggo, es hasta hoy que han alcanzado la aceptación de los pacientes gracias a la tecnología y técnicas implementadas.