Endodoncia 

¿Qué es?

Cuando la pulpa de un diente se ha lesionado o está enferma, se inflama y es incapaz de repararse por sí misma lo que puede resultar en necrosis del tejido pulpar. Cuando la pulpa entra en contacto con bacterias procedentes de una caries o saliva, se puede infectar el interior del diente y, en ausencia de tratamiento, la infección se puede propagar hasta la punta de la raíz para formar un absceso, un granuloma e incluso un quiste. La endodoncia es un procedimiento que sirve para conservar piezas dentales que, de otra forma, habría que extraer, lo que permite su posterior reconstrucción y rehabilitación. No hay nada mejor que el propio diente y, puesto que la extracción es un tratamiento irreversible, en los casos necesarios la endodoncia es el primer tratamiento que se debe contemplar.

¿Cuáles son los beneficios?

Si en la visita al Dentista se logra diagnosticar la necesidad de realizar una endodoncia, podrás no solo prevenir grandes dolores y molestias, sino que conseguirás mantener esa sonrisa tan característica que te representa. Estas son solo algunas ventajas que este tratamiento trae consigo:

  • Nuestra sonrisa es la mejor tarjeta de presentación. Aplicar una endodoncia a tiempo podrá salvar el diente sin problemas.
  • Al salvar un diente, mantienes la funcionalidad de la masticación y evitas problemas articulares.
  • El conservar un diente es menos costoso que perderlo.
  • Adiós infección. Este tratamiento ofrece la oportunidad de eliminar todo microorganismo que haya causado una infección dentaria.
  • No duele. No tienes que preocuparte por el dolor ya que para realizar este tratamiento es necesario aplicar anestesia local al diente.

¿Sabias que…?

Al extraer un diente, se pierde progresivamente el hueso, lo que provoca que los dientes vecinos pierdan su soporte. Solo el 9% de los adultos mayores en México tienen su dentadura completa, el 38% presentan pérdida parcial de dientes y el 53% tienen pérdida total de dientes.